Lanceros de Navarra 1835

Sierra Andía 04

Zumalacárregui  se preocupó de ir creando un pequeño cuerpo de caballería, al que fue adiestrando en el uso de lanza hasta que en septiembre de 1834 hizo uso de él en Viana. Este ejército constaba de cuatro escuadrones. Uno de los más brillantes responsables de la caballería carlista fue Carlos O’Donell. Henningsen afirma que hasta su llegada los Lanceros de Navarra eran “casi tan indisciplinados e ignorantes de todas las evoluciones militares como una horda de beduinos”.

Si desea adquirir una copia de esta imagen impresa rellene este formulario de contacto