Infantería de linea francesa (Pamplona 1813)

Linea francesa

El 31 de agosto de 1813, las imponentes murallas de Pamplona, convertidas en una fortificación temida y admirada a partes iguales, separaban, de un lado, a la guarnición francesa al mando de Louis Pierre Jean Aphrodise Cassan  -más de 3.000 hombres y 80 piezas de artillería pesada- y, del otro, al ejército sitiador español de Enrique José O’Donnell -entre 10.000 y 14.000 hombres-. La ciudad fortificada de Pamplona había sido durante siglos un enclave estratégico fundamental en la vía de comunicación entre España y Francia. El destino de la guarnición de Pamplona, abadonada a su suerte, estaba sellado. No obstante, Cassan y sus hombres aguantaron obstinadamente, llegando a alimentarse de ratas y perros. Cassan, finalmente, capituló el 31 de octubre, poniendo fin al protagonismo de Navarra en la Guerra de Independencia.

Si desea adquirir una copia de esta imagen impresa rellene este formulario de contacto