Guerrilleros en la Serranía de Ronda 1810

Leire y su comarca

Tras la batalla de Ocaña, el camino hacia Andalucía queda expedito para el ejército napoleónico. Pero lo que parecía una victoria rotunda se convierte pronto en la peor pesadilla de la L’armée du Midi. Miles de paisanos armados, organizados en partidas de guerrilla, reforzados por soldados dispersos y frailes exclaustrados, emprenden una guerra sin cuartel contra los invasores.

Los “brigantes” no tienen piedad. Asaltan correos, convoyes, columnas, pequeñas guarniciones… Golpean, destrozan, matan y se retiran con inusitada rapidez. Las “moscas de la montaña” no descansan ni de día de noche. Vivaquean en cuevas, campos, caseríos, caminos…. conocen el terreno como la palma de su mano y jamás presentan batalla en campo abierto.

Las operaciones de contraguerrilla son especialmente virulentas y constantes en la inexpugnable serranía de Ronda, donde la guarnición francesa sufre una brutal guerra de desgaste y vive prácticamente en estado de sitio. La sierra se convierte en un infierno para el soldado napoleónico. Allí la gloria no existe.

Jose Antonio Illanes

 

Si desea adquirir una copia de esta imagen impresa haga click en como comprar